Home >> Cortinas >> Variedades y estilos de cortinas verticales
cortina vertical

Variedades y estilos de cortinas verticales

Las cortinas verticales son una gran alternativa a los estores y a las cortinas tradicionales. Están especialmente indicadas para ventanales de gran tamaño, por eso antes era habitual verlas en escaparates o como cortinas de oficina. Hoy en día, gracias a los nuevos tejidos técnicos y la fabricación a  medida, son perfectas como cortinas para el salón u otras estancias del hogar.

Por su diseño, las cortinas verticales dan a las estancias un aire moderno y sofisticado. Por el tejido que utilizan, tienen un amplio margen de paso de luz. Por su formato, se adaptan a la perfección a cualquier tipo de ventana, incluso a grandes ventanales o a puertas correderas de terrazas y balcones.

Tipos, ventajas y características de las cortinas verticales

Las cortinas verticales tienen la característica de que son muy adaptables, tanto que son perfectamente válidas para cualquier ambiente o habitación. En función de su material pueden ser de distintos tipos: opacas, traslúcidas, lisas, de colores, serigrafiadas, etc. Estas son algunas de las ventajas que nos ofrecen las cortinas verticales en función de sus características:

Permiten graduar la entrada de luz

Podemos escoger el tipo de tejido que queremos para nuestras cortinas verticales. Hay tejidos de distintos grosores que permiten mayor o menor entrada de luz. Así, tendremos la cortina vertical más adecuada para cada habitación: más opaca para zonas de descanso, como  dormitorios y más traslúcida para zonas de actividad como cocinas, baños y áreas de trabajo.

Eso no es todo. Gracias a su sistema, las cortinas verticales permiten regular la luz mediante su posición. Las lamas de las cortinas giran sobre sí mismas, variando la apertura entre ellas. Cuanto más abiertas estén, tendremos mayor luminosidad en la estancia; cerrándolas por completo, podremos conseguir que la habitación quede completamente oscura.

Altamente adaptables y personalizables

Se hacen a medida y por eso son altamente adaptables a cualquier estilo de decoración y a cualquier tamaño de ventana. Al escoger nuestras cortinas verticales, podemos tener en cuenta donde las vamos a colocar. Por ejemplo, si las queremos como cortinas para el salón, podemos escoger el ancho de las lamas más adecuado para nuestra decoración y la transparencia del tejido más apropiada para que la estancia nos resulte agradable.

Esto nos ofrece la oportunidad de combinar nuestras cortinas verticales con los colores de la decoración de nuestras habitaciones. Incluso podemos personalizarlas con fotografías e imágenes, integrando la cortina en la decoración. También hay cortinas verticales con formas que resultan muy originales y decorativas.

Las cortinas verticales en general y especialmente las cortinas para salón o las cortinas de oficina, se fabrican con un tejido técnico, llamado “screen”. Es un tejido de última generación, altamente resistente e ignífugo que se compone de fibra de vidrio y otros materiales, como filamentos de PVC o poliéster.

Deja un comentario